El sistema de enfriamiento del vehiculo

El recalentamiento es el enemigo a muerte del motor, es por ello que el sistema de enfriamiento debe mantenerse en muy buen estado y así evitar que surjan averías que afecten el rendimiento del coche y al bolsillo. La temperatura del motor puede variar dependiendo del lugar por donde se circule, debido a que esta aumenta o disminuye por la velocidad que se tenga, del clima e incluso por el tipo de vía.

Por ejemplo, si recorre la ciudad, la temperatura será mucho más alta que al circular por una carretera abierta, ello se debe a que en esta última el motor tiene la posibilidad de enfriarse por la cantidad de aire que corre libremente. El clima por supuesto también influye mucho, el calor que recibe el vehículo en verano contribuye con un eventual recalentamiento; claro está, que no es lo mismo en invierno, sin embargo, también hay que cuidar al motor del frío.

Es importante que se conozcan las posibles razones del sobrecalentamiento para poder evitar averías mayores. Las causas más factibles para que se dé dicho aumento son:

Radiador tapado: si esto ocurre, tanto el agua como el refrigerante no podrían circular adecuadamente y su función se vería comprometida.

Líquido refrigerante: si no es de calidad o no se encuentra al nivel o porcentaje adecuado, será un problema recurrente dado que no cubrirá eficientemente sus necesidades.

Pérdida del refrigerante: ello sería probable si existiesen fugas en el radiador, las mangueras o las bombas. Este es un problema bastante serio, debido a que dicho líquido es el punto fuerte para mantener el motor con una buena temperatura.

Termostato: este elemento podría verse obstruido por óxido, lo que no permitiría el paso del agua o refrigerante hasta el radiador para ser enfriado por el ventilador. Nunca considere la idea de retirarlo permanentemente, lo ideal es remplazarlo; de lo contrario, es posible que otros inconvenientes, además del aumento de la temperatura, se manifiesten. Tal es el caso del incremento en el consumo de combustible, puesto que sin esa pieza quedaría trabajando en frío.

Realizándole el mantenimiento periódico al vehículo, las probabilidades de que sufra averías en el sistema de enfriamiento y otros componentes del coche se reducirían considerablemente. Quizás este procedimiento sea un poco fuerte para algunos presupuestos, no obstante, hay alternativas para hacerlo más accesible.

Entrando en www.piezasdesegundamano.es puede realizar la solicitud de lo requerido, la cual es enviada a diferentes desguaces del territorio español que trabajan en conjunto a través de dicho directorio virtual. Finalmente, de aceptar las condiciones, se acuerda el envío a su casa, al taller o a donde el cliente lo indique.