Consejos para el cuidado de la bateria de tu coche

La batería de tu vehículo es fundamental porque de esta dependerá que el mismo pueda arrancar de una forma óptima. Para conseguir los repuestos que necesitas para mantener tu motor en buen estado los puedes encontrar clickando aquí, y así podrás tener acceso a los mejores recambios de segunda mano.

Sin embargo, es probable que no sepas sobre los cuidados que deberías darle a tu batería para que esta se encuentre en buen estado. Por este motivo, hoy te he preparado este post con la finalidad de que puedas darle la mayor durabilidad a la misma.

¿Cómo cuidar adecuadamente tu batería?

Cuidar de forma adecuada tu batería es algo fundamental que debes tener presente, y te asegurarás de mantener un buen rendimiento. Para cuidar la batería de tu vehículo fíjate en lo siguiente:

Evita los cortocircuitos

Todo el cableado que se encuentra en tu motor es importante y es el encargado de mantener la conductividad eléctrica. Cuando se produce una peladura en estos cables puede suceder que se produzcan pequeños cortocircuitos que van afectando negativamente a la batería.

Por este motivo, debes estar revisando periódicamente el cableado del motor, y si encuentras alguna peladura debes sustituirlo de inmediato. También es importante estar cambiando las bujías para que el arranque de tu vehículo sea óptimo.

No hagas recorridos cortos

Los recorridos cortos en tu vehículo pueden disminuir la vida útil de la batería de forma significativa. Esto debido a que los ciclos de carga no pueden completarse por parte del alternador, y esto irá reduciendo poco a poco la capacidad de carga.

Para que la batería se pueda recargar por completo después del arranque se requiere de un recorrido mínimo de 10 kilómetros. Si vas a hacer recorridos más cortos, lo más aconsejable será optar por otro medio de transporte.

Evita las temperaturas extremas

Las temperaturas extremas pueden afectar de forma negativa a tu batería, tanto si son altas como si son bajas. En el caso de las temperaturas por encima de los 35°C, se pueden ir produciendo daños a la estructura interna de la batería y se verá afectado su rendimiento.

Por otra parte, si las temperaturas están por debajo de los 5°C, esto causará que se produzca la descarga de la batería y que no pueda encender tu coche. Por este motivo, siempre será vital controlar la temperatura del sitio donde aparcas tu coche para que la batería no se vea gravemente afectada.